Archive for abril, 2009

Viaje de ida y vuelta

Todavía no he visto Quantum of solace, ya lo siento, y tampoco he visto nada que merezca la pena destacar. ¿Soy el único que piensa que ya no se hacen películas como las de antes? Es posible, aunque también es posible que la culpa sea de las series, uno quiere la profundidad de una serie en una película y pasa lo que pasa. Y hablando de series, ¿qué habéis visto últimamente? Como yo las veo dobladas al castellano, pues todavía no he visto nada de la última temporada de Galáctica, ¡qué ganas! o la quinta de Perdidos por poner dos ejemplos. No me vengas ahora con que tengo que ver las series en versión original, que por ahí no paso, que soy incapaz de leer y prestar atención a lo que ocurre al mismo tiempo. Mientras espero los platos fuertes de la temporada, me conformo con series pasables como Sobrenatural (6 / 10), One tree hill (6 / 10) o Anatomía de Grey (7 / 10), la siempre entretenida, pero ya no tan entretenida como antes, House (8 / 10) y la excelente Cómo conocí a vuestra madre (9 / 10), digna heredera de Friends y con un personaje memorable. Sobrenatural tiene algunos capítulos muy buenos, hay uno sobre un curandero y una parca en la primera temporada por ejemplo, y otros que son más de lo mismo. One tree hill es un culebrón juvenil que me entretiene, como casi todas las series juveniles del estilo. Anatomía de Grey le gusta bastante a mi mujer y a mí me entretiene, aunque creo que esta última temporada está siendo mejor que la anterior. Como conocí a vuestra madre es una pasada y si no la estás viendo, te estás perdiendo una gran comedia. Y hablando de cosas que no te puedes perder, si eres un friki, si te gustan los juegos de mesa, no te puedes perder las CLBSL, unas convivencias lúdicas organizadas por algunos miembros de la BSK, el foro por excelencia sobre juegos de mesa. Si te he convencido, llegas un poco tarde, se celebraron el fin de semana pasado, aunque suelen repetirse cada 6 meses. Con varios meses de antelación ya me reservo el fin de semana correspondiente, incluyendo el viernes entero. En esta ocasión partimos tres coches desde Barcelona, me tocó viajar con Pol de la PCra, y Meri y Genís de Sabadell, muy buena compañía y muy buena conversación (y si no que se lo digan a Genís, que pudo disfrutar de Babylon 5 sin haberla visto). Jugar he jugado a un buen puñado de juegos, pero si tengo que destacar alguno por encima de los demás es el Die macher (8,5 / 10), un fabuloso juego sobre las elecciones alemanas. Con una mecánica más o menos sencilla se pueden hacer casi todas las maldades, trapicheos y triquiñuelas que se te pudieran ocurrir en un juego sobre política. Cometimos algunos errores, era la primera partida para algunos, tardamos más de seis horas en terminar la partida cuando lo normal son menos de cuatro, pero que más da, fue una muy buena partida con unos rivales de altura. Pude volver a jugar al Dominion (8,5 / 10), que ya ha salido en castellano y que ya forma parte de mi ludoteca. Pude probar el famoso Small world (8 / 10), que superó mis expectativas y que cuanto menos es original. Jugué por fin al Age of steam (7,5 / 10), pero me dejó un sabor agridulce, es un juego que no perdona y que no sé si funcionaría con mis jugadores habituales. Y ya está, me gustaría profundizar en alguno de los juegos que comento, pero no me queda tiempo, otro día quizás.

24 abril, 2009 at 1:04 pm Deja un comentario

El nombre de Daniel Craig

El fin de semana pasado volví a ver Casino Royale (8/10), ¡qué gran película!, suerte que no se parece demasiado a todo lo anterior de James Bond, nunca he sido muy aficionado a las películas de este fulano, no sé, demasiado irreales, demasiado siempre lo mismo. La película empieza muy bien, los títulos de crédito son impresionantes, como impresionante es el tema principal compuesto por Chris Cornell, ex de Soundgarden y cuya interesante historia he leído esta misma mañana en la wikipedia. La persecución a pie en Magadascar es de lo mejor que he visto en el cine, en la televisión impresiona menos, pero me sigue pareciendo una auténtica pasada. Y todo lo demás, excepto el final que se me hace un poco largo, me encanta, ya podían aprender otros. Quantum of solace, la siguiente película de James Bond, no la he visto todavía, pero por ahí dicen que no le llega ni a la suela de los zapatos, ya veremos, ya os comentaré cuando la vea. ¿Pero éste no es un blog sobre juegos de mesa? No, es un blog de lo que a mi me da la gana y como hablar sólo de juegos de mesa me aburre, pues ahora hablaré de todo un poco, de cine, de música, y por supuesto, de juegos de mesa, veremos lo que dura. Y hablando de juegos de mesa, ayer jugué de nuevo a Der name der rose (7/10), un juego que me gusta, pero que no me llena, no sé, le falta algo. En este juego cada jugador lleva a un monje en la abadía de la famosa novela de El nombre de la rosa, donde los asesinatos se suceden y eres culpable mientras no demuestres lo contrario. Si para demostrar tu inocencia tienes que pisar algunas cabezas, pues las pisas, que tampoco pasa nada, y en el fondo de eso se trata, siempre y cuando vayas con cuidado y los demás jugadores no descubran cual es tu monje y entonces pisen tu cabeza hasta que te haga mucha pupita. Tu objetivo es ser el jugador con menos indicios de tu supuesta culpabilidad, cuanto menos curioso, ya que lo normal habría sido tener que buscar al asesino. Y a lo que vamos, el juego sería una delicia si después de un par de partidas todos los jugadores no jugaran al despiste, así es imposible descubrir quien es quién y la esencia del juego se pierde. He intentado arreglarlo aplicando alguna variante de la casa, pero nada, un fracaso, no es fácil encontrar la forma de que los jugadores no puedan abusar del despiste. Esta misma mañana se me ha ocurrido un juego de cartas de mecánica similar, veremos que pasa porque seguramente tenga el mismo problema, este fin de semana lo pruebo, que en mi cabeza tiene muy buena pinta… como tantos otros juegos.

7 abril, 2009 at 3:42 pm Deja un comentario


Entradas recientes

Estadísticas

  • 10,260